jueves, 24 de septiembre de 2015

Pajareando por el Cantábrico

El fin de semana del 4 al 6 de septiembre diez valientes "marineros" de agua dulce realizamos una salida pelágica para ver aves marinas y cetáceos. La idea surgió mucho antes, gracias a una oportuna pregunta de Alfredo en el grupo de WhatsApp de Birding Aragón. Enseguida se calentó el personal y llenamos las diez plazas del barco. Después hubo alguna baja y a última hora se unió Alberto Bueno que junto a Jose Maria Canudo, Maarten Platteeuw, Jesús Lavedán, Daniel Cazo, Alfredo Sánchez Galán, Luis Gracia, Javier Sampietro, Javier Traín y yo formamos el grupo.

Nos decidimos por hacerlo con Gorka Ocio (verballenas.com); basta leer las crónicas que va colgando de cada salida para no pensárselo pues siempre ven cosas interesantes y garantizan el respeto por la fauna marina. 

Salimos hacia Santurce el viernes por la tarde desde diferentes puntos para juntarnos los dos coches cerca de Logroño y sobre las 20:00 llegamos al hostal, junto al puerto. Lamentablemente nos perdemos la charla explicativa por parte del organizador por veinte minutos, y después de cenar en un restaurante cercano nos damos una vuelta por el puerto para localizar el punto de encuentro.

Visita nocturna al puerto de Santurce.

A las 7:45 estamos puntuales en el puerto junto al barco. Sobre las 8:00 llega Gorka justo cuando sale el sol, una charla de 10 minutos y partimos mientras Maarten va apuntando todo lo que se mueve: un grupo de Azulones, dos Garcetas grandes, Gaviota reidora, sombría y patiamarilla, Charrán patinegro y Cormorán moñudo.

Esperando para embarcar.
Las instrucciones del Maestro.
Saliendo del puerto.
Sobre las nueve estamos ya lejos de la costa y aparecen los primeros Alcatraces. Hace viento y bastante rasca, pero Javier Sampietro aguanta en camiseta imperturbable. Cuando se dan cuenta Gorka y el patrón lo nombran rápidamente hijo adoptivo de Bilbao.



Sobre las 9:30 vemos un Peregrino en dirección a tierra y poco después la primera Pardela, que Maarten (a años luz en pelágicas del resto de expedicionarios) la identifica como balear (Puffinus mauretanicus). 
Son muchos pares de ojos escaneando en todas direcciones y tardamos poco en ver el primer grupo de delfines, Gorka los identifica como comunes y varios listados. Poco después pasa muy cerca del barco un Págalo parásito (Stercorarius parasitus) adulto. 

Págalo parásito. Foto: Alfredo Sánchez.
Sobre las 10:30 vemos dos "soplos" de Rorcual común algo lejos. Nos vamos acercando mientras están sumergidos y acabamos disfrutándolos a placer a escasos metros del barco.

Dos rorcuales comunes.
Los paparazzi tomando la proa.

Detalle de los espiráculos y la aleta dorsal del Rorcual común.
Sampi esperando que emerja el Rorcual.
Después seguimos avanzando mar adentro y anotamos las primeras Pardelas capirotadas (Puffinus gravis), varios Fumareles comunes (Chlydonias niger) y tres Charranes comunes (Sterna hirundo) pasando algo lejos del barco.

Pardela capirotada.
A las 11:30 vemos una balsa de unas 40 Pardelas, casi todas capirotadas (Puffinus gravis), dos pichonetas (Puffinus puffinus), una sombría (Puffinus griseus) y una cenicienta (Calonectris diomedea). Lo mejor del día en cuanto a pájaros.

Las cuatro especies de Pardela juntas. Foto: Alfredo Sánchez.

Pardela capirotada. Foto: Alfredo Sánchez.

Pardela sombría. Foto: Alfredo Sánchez.

Pardela pichoneta. Foto: Alfredo Sánchez.

Pardela cenicienta. Foto: Alfredo Sánchez.
Mientras seguimos avanzando hacia el Norte, seguimos viendo Fumarel común, dos solitarias Pardelas (pichoneta y sombría), un grupo de Charranes comunes y entre ellos dos Charranes árticos (Sterna paradisea). Sobre el mediodía varios grupos de Delfín común se acercan al barco, vemos incluso una cópula muy cerca y saltos espectaculares.

Delfín común.
Seguidamente vemos los primeros Calderones comunes muy cerca, una Gaviota sombría y el primer Paíño común (Hydrobates pelagicus).

Calderón común.
Jesús fusilando los calderones.
De 13:00 a 15:00 se nos juntan varios grupos de Delfín común unos 50 en total, seis Calderones y seis Zifios de Cuvier, dos machos y cuatro hembras. Un Correlimos gordo (Calidris canutus), tres Paíños comunes, varios Alcatraces y un Bisbita arbóreo, oído por Maarten. Entonces paramos y Gorka saca el "chum", bloque de restos de pescado congelado. Tenemos grandes expectativas de que se forme una buena, pero aunque esperamos casi dos horas solamente acuden varios Paíños solitarios, uno de ellos identificado por Maarten como Paíño de Wilson (Oceanites oceanicus).

Buscando paíños.
Paíño común o europeo. Foto: Alfredo Sánchez.
La falta de viento, aunque está haciendo el viaje muy agradable y sin mareos, no ayuda nada a que vuelen y se muevan las aves.

El mar en calma.
Algo aburridos y cansados, nos vamos relajando y perdiendo la esperanza de anotar más especies, sobre todo los que están haciendo su primer pelágico. Poco después iniciamos el regreso a tierra, relajando la vigilancia y formando tertulias para comentar la jugada, incluso podemos hacer como que conducimos el barco.




Son casi tres horas de vuelta que resultan muy amenas con continuas observaciones de Pardelas sombría y capirotada, tres ejemplares de Pardela cenicienta, Gaviota sombría y patiamarilla, un solitario Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius) en vuelo que se posa cerca, Rorcuales y Delfines comunes. Ya cerca de la costa buenos números de Alcatraz, casi todos inmaduros.

Falaropo picogrueso. Foto: Luis Gracia.

Pardela sombría. Foto: Luis Gracia.
Alcatraz atlántico adulto. Foto: Alfredo Sánchez.
Alcatraz atlántico 3-4º invierno.

Alcatraz atlántico de 2º invierno.
Y ya sobre las 17:30 llegamos a puerto, muy satisfechos con la experiencia pelágica y dispuestos a repetir en otra ocasión. Nos despedimos de Gorka y los patrones y como quedan varias horas de luz, decidimos ir un rato a Santoña.

El grupo junto a la tripulación.
En media hora estamos ya en la orilla de la marisma de Colindres, vemos varias especies de limícolas, Vuelvepiedras, Correlimos común, Chorlito gris, Chorlitejo grande, Ostrero, Gaviota cabecinegra, varios Charrancitos, Gavión, Espátulas... Hay un revuelo general causado por un Peregrino que pasa volando. Después nos movemos a la zona de Montehano, desde donde vemos el pueblo de Santoña en fiestas con ferias y la música a tope, por lo que decidimos no acercarnos. Desde debajo del monasterio vemos cientos de Zarapito real y trinador, varios Martines pescadores y Zampullín cuellinegro como más interesante para nosotros. Se acaba la luz y volvemos a Santurce.

En Colindres, rodeados de cacas de perro.

Pajareando por Santoña.
El domingo nos levantamos pronto y dejamos la costa para llegar a la zona de Quinto Real y Lindux, en el Pirineo navarro. Sobre las 10:00 estamos aparcados en el hayedo y nada más salir de los coches oímos reclamar Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus), identificado por Maarten, cómo no. Después iniciamos un paseo anotando Carbonero palustre (Parus palustris) y garrapinos (Parus ater), Herrerillo capuchino (Parus cristatus), Agateador norteño (Certhia familiaris) y común (Certhia brachydactyla), Pinzón (Fringilla coelebs), Reyezuelo listado (Regulus ignicapillus) y escuchamos varias veces y al final algunos ven brevemente un Pico dorsiblanco (Dendrocopus leucotos). 
Se nos ha ido la mañana sin enterarnos, así que decidimos no ir al collado de Lindux y nos bajamos a comer a Zubiri al hostal de peregrinos.

Hayedo de Quinto Real.
Después de comer nos vamos ya hacia Zaragoza, haciendo una última parada de un par de horas en la zona de Ablitas, donde se han visto ultimamente varias Águilas imperiales ibéricas. No tenemos suerte, pero disfrutamos de la abundancia de otras rapaces, Culebreras, Calzadas, Ratoneros y un joven de Águila real cuando ya nos vamos.

Añadir leyenda


Águila real juvenil.

Ya nos despedimos los dos coches y cada mochuelo a su olivo en Utebo, Zaragoza, Monzón, Ontiñena y Huesca. Un fin de semana completo y para recordar. He podido relatar todas las observaciones varias semanas después gracias a las notas que tomó Maarten Platteeuw.

Barluenga 22 de Septiembre de 2015